Esta sección profundiza en los aspectos metodológicos claves del método de Aprendizaje Basado en Proyectos en Educación Secundaria. Expone las características principales que deben incluir las tareas y actividades utilizadas, así como materiales y recursos adecuados para su puesta en práctica en el aula.

Por lo general, desde la asignatura de matemáticas, el desarrollo del producto final se realiza en base a dos modelos de trabajo, cuyas características principales se describen a continuación:

Tareas y subproductos: Tareas abiertas complejas que requieren la investigación y resolución de problemas auténticos. Se trabajan en equipos colaborativos durante las sesiones de clase. Implican el diseño de estrategias y/o experimentos, la recogida de datos, la reflexión, comunicación y debate de ideas y el uso de las TIC. Si su realización aporta resultados para el producto final, suelen denominarse subproductos.

Fichas y problemas: Ejercicios, actividades y problemas más tradicionales, cuyos contenidos se relacionan con los trabajados durante el proyecto. Son de carácter más procedimental y suelen trabajarse de manera individual y como tareas domésticas. Pueden servir para reforzar, practicar o ampliar los aprendizajes de cada alumno/a.